Espuma de leche – ¡Hazla perfecta!

¿Cuál es su bebida de café favorita? ¿Con espuma de leche o sin ella? ¿Un café con leche, un capuchino, un moka, un cortado o simplemente un negro largo?

Según las estadísticas, cada día se toman 1.400.000.000 de tazas en el mundo. Y solo el 35% de la gente prefiere beberlo negro.

¿Por qué la leche y el café forman una combinación tan perfecta?

La leche complementa y resalta los sabores del café. Y hay ciencia detrás de ello.

Durante el proceso de cocción, la alta presión del vapor hace que las grasas de la leche se expandan y creen espuma. Además, las proteínas mantienen estables las burbujas de aire y la lactosa potencia el dulzor.

Aunque la cocción de la leche al vapor puede parecer fácil, no lo es hacerlo bien.

¿Quieres saber el secreto que hay detrás de la deliciosa textura cremosa de tu flat white?

¿O está buscando formas alternativas de hacer espuma de leche sin la varilla de vapor?

Este artículo le dirá cómo hacer ambas cosas.

ESPUMA DE LECHE – ESPUMADO VS VAPORIZADO


Hay una diferencia entre espumar y vaporizar la leche.

Durante el proceso de vaporización, el aire se introduce en la leche mientras se calienta al mismo tiempo, con pequeñas burbujas que se incorporan a ella, creando una textura cremosa, a menudo llamada microespuma.

Por otro lado, la leche espumada crea grandes burbujas de aire que dan lugar a un gran montículo de espuma esponjosa que puede quedar encima. No hay nada correcto o incorrecto entre los dos y todo el mundo tiene una preferencia. Pero si lo que se busca es esa sensación de riqueza y cremosidad en la boca, la leche vaporizada es la mejor manera de conseguirla.

servir-espuma-de-leche

CÓMO HACER ESPUMA DE LECHE COMO UN PROFESIONAL


Aunque la técnica de cocción al vapor difiere ligeramente según se trate de un café con leche, un flat white o un capuchino, los pasos básicos son los mismos.

PASO 1: LLENAR LA JARRA CON LECHE


Vierte la leche en una jarra de leche metálica diseñada para la cocción al vapor. Es importante no utilizar demasiada, ya que aumentará su volumen. Por lo general, se recomienda verter la leche fría justo por debajo de la V de la jarra.

PASO 2: ESTIRAR LA LECHE


El siguiente paso es sumergir la punta de la varilla de vapor justo por debajo de la superficie de la leche. Es entonces cuando se empieza a introducir el aire en la leche, de donde procede el conocido silbido. El tiempo que se debe mantener la varilla de vapor en este punto depende ligeramente de la bebida que se esté preparando, pero por lo general debería tardar tan solo 5 segundos. Durante este tiempo, la grasa de la leche se expande para crear espuma.

PASO 3: EL GIRO


Una vez que haya introducido suficiente aire en la leche y haya aumentado su volumen, mueva la varilla de vapor más abajo de la superficie. Ten cuidado de no moverla demasiado, solo medio centímetro. Inclina ligeramente la jarra y trata de encontrar el «punto dulce» que haga girar la leche en un remolino e incorpore completamente las burbujas al resto de la leche, terminando de calentarla y creando esa textura cremosa.

PASO 4: REPOSAR Y PULIR


En cuanto la leche alcance la temperatura de 60ºC, o esté demasiado caliente para tocarla, detenga el proceso de cocción al vapor. Golpea suavemente la jarra para eliminar algunas burbujas pequeñas y haz girar la leche. Debe tener un aspecto brillante y cremoso como el de un helado derretido.

PASO 5: VERTER


El vertido consta de dos fases. Dado que la mayor parte de la espuma está en la parte superior, el primer vertido debe estar dirigido a sumergir el espresso e incorporar la leche cremosa con el café. El último vertido desliza la microespuma en la parte superior y crea el arte del café con leche. Pero se necesita mucha práctica antes de poder servir un tulipán o una rosetta perfectos.

espuma-de-leche-al-cafe

ERRORES COMUNES


Como se ha mencionado anteriormente, aunque el proceso de cocción al vapor parece sencillo, es difícil hacerlo bien. Si evita estos errores más comunes, es mucho más probable que vea la hermosa y sedosa espuma.

TIRAR DE AIRE DURANTE DEMASIADO TIEMPO

El proceso inicial de introducir aire en la leche es realmente rápido y ocurre en cuestión de segundos. En cuanto oigas el chirrido de la leche, estarás tirando de aire durante demasiado tiempo y esto provocará la aparición de grandes burbujas que arruinarán tu espuma.

TIRAR DE AIRE DEMASIADO TARDE


Otro error común es intentar sacar el aire demasiado tarde. La magia ocurre al principio y, en cuanto la leche está caliente, crear la espuma es mucho más difícil.

SOBRECALENTAR LA LECHE


Lo que separa a los buenos baristas de los grandes es saber distinguir la temperatura correcta de la leche vaporizada. En cuanto la leche se calienta demasiado, las proteínas de la leche se rompen y destruyen las burbujas perfectas, así como el sabor.

NO CREAR UN REMOLINO


No encontrar el punto dulce que crea un remolino hace que la leche no se mezcle correctamente, no dando esa textura cremosa.

ESPERAR DEMASIADO TIEMPO DESPUÉS DE LA COCCIÓN AL VAPOR


Otro consejo es asegurarse de seguir moviendo la jarra de leche en cuanto la saques del vaporizador. Esto asegura que la espuma no se separe de la leche.

¿CUÁLES SON LOS INGREDIENTES ESENCIALES PARA CREAR ESPUMA DE LECHE PERFECTA PARA TU CAFÉ?


Utilizar leche fresca y fría ayuda a crear una textura óptima. Además, se suele recomendar la leche entera para la microespuma y la leche desnatada si se prefiere la leche espumosa.

¿CÓMO HACER ESPUMA DE LECHE SIN VARILLA DE VAPOR?


¿No tiene una máquina de café expreso con varilla de vapor? Buenas noticias. Hay otras formas de preparar la leche al vapor para crear tu capuchino matutino.

espumado

Vamos a repasar algunas de las que requieren un equipamiento básico y otras que se pueden improvisar con los elementos domésticos que se encuentran en todos los hogares.

ESPUMADOR DE LECHE AUTOMÁTICO


Es la segunda mejor opción para espumar la leche si no se dispone de una máquina de café expreso con varilla de vapor. También es la única opción que no requiere precalentar la leche como las otras opciones. Incluso puedes elegir si quieres tener la leche caliente o fría y el espumador hará todo el trabajo por ti.

ESPUMADOR DE MANO


Un espumador manual es una opción barata, fácil de usar, rápida y fácil de limpiar. Sin embargo, prepárate para comprometer la textura de la leche y no esperes ningún arte latte. Como su nombre indica, puede crear mucha espuma, pero no una espuma tan sedosa. Todo lo que tienes que hacer es sumergir el espumador en la leche y encenderlo. La leche aumentará significativamente su volumen creando grandes burbujas.

PRENSA FRANCESA

Además de hacer café, la prensa francesa también puede espumar la leche. Esto es lo que llamamos versatilidad. Después de precalentar la leche, viértela en la prensa francesa y empuja y tira repetidamente del émbolo hacia arriba y hacia abajo hasta que la leche duplique su volumen y cree una microespuma. Tenga cuidado de no utilizar demasiada leche para ahorrarse la limpieza.

VITROCERAMICA

¿No tienes ninguno de los equipos mencionados anteriormente pero no quieres renunciar a tu café con leche? No te preocupes, puedes hacer espuma de leche incluso en la cocina.

Sólo tienes que calentarla suavemente y utilizar un batidor de globo (el mismo que utilizarías para batir huevos) y batirla rápidamente hasta conseguir una consistencia espumosa. También puedes usar una batidora de mano, pero te arriesgas a un desastre en la cocina con esa técnica.

MICROONDAS

Puedes poner la leche en un tarro con tapa y agitarla enérgicamente antes de calentarla en el microondas. O bien puedes calentar la leche primero y luego utilizar la técnica del tirón, en la que la viertes de un tarro a otro hasta conseguir una consistencia espumosa.

Independientemente de tus habilidades como barista, tanto si eres un principiante que sólo quiere un poco de espuma en su café como si eres avanzado y estás familiarizado con la varilla de vapor y el arte del latte, hay múltiples maneras de cómo crear leche para tu latte.

Sea cual sea la técnica que elijas, asegúrate de seguir los consejos básicos y evitar los errores más comunes y tendrás la receta del éxito.

¿Cuál es el próximo que intentarás hacer?

Hasta el próximo café.

Café Cortado, ¿de dónde viene y cómo prepararlo perfecto?

cafe-cortado

Si eres un adicto al café como nosotros, probablemente consumes copiosas cantidades de cafeína cada día y conozcas el café cortado. Sin embargo, es bueno tomarse un respiro para dejar de consumir cafeína repetidamente y aprender realmente las diferencias entre estas deliciosas bebidas. El cortado: probablemente lo hayas visto en la carta de tu cafetería … Leer más

Café Latte – Hazlo perfecto

cafe-latte

El café latte. El clásico. El rey del café. Amado por muchos, pero realmente conocido por pocos. Cuando la gente piensa en el café, esta bebida es una de las primeras cosas que le vienen a la mente. La leche espesa y cremosa y el rico y robusto espresso se unen en una deliciosa combinación … Leer más

Café americano – ¿Qué es y cómo se hace?

cafe-americano-que-es-como-se-hace

Para muchos el café americano es un gran desconocido, ¿qué es o cómo se hace? El auge de la cultura del café es apasionante para algunos aficionados. Sin embargo, para algunos puede resultar abrumador navegar por los menús de las cafeterías especializadas. Sinceramente, algunas tiendas podrían escribirlas en griego. Si no conoce los diferentes tipos … Leer más

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This